Parroquia San José Obrero

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Celebración Litúrgica

E-mail Imprimir PDF

Celebración de los Sacramentos de la Iniciación Cristiana.

            - Bautismo: La celebración del bautismo de niños se celebra fuera de la misa, en grupos (máximo 5-6 bautizandos), con la asistencia del grupo de catequistas que ejercen las funciones de monitores, lectores y acólitos. En caso de bautismo de adulto, se aconseja hacerlo en la vigilia pascual o bien al interno de una eucaristía parroquial.

            - Confirmación: Se convoca y se forma un grupo cada dos años y la celebración se hace conjuntamente con el resto de las parroquias del Arciprestazgo.

            - Primera Comunión: Celebración dominical aparte de la misa parroquial, a la que asisten todo el equipo de catequistas, salmistas,…

Eucaristía

            - De martes a viernes, a las 20.00. La asistencia media es entre 15 y 20 personas cuando no hay intención, porque es muy tradicional en la parroquia el ofrecer misas de sufragio por los difuntos, en cuyo caso la asistencia media sube entre 30 y 150 personas.

            - Sábados a las 20.00 y a las 21.00 (Neocatecumenal) y Domingos a las 12.00. Asistencia media de unas 300 feligreses (un 3% aprox.); las misas cuentan con monitores, lectores y cantores; el ministro habitual es el párroco y, excepto en la misa neocatecumenal, no hay preparación a la celebración.

Sacramentos medicinales

            - Penitencia: El sacerdote está disponible media hora antes de las eucaristías para quien solicite el sacramento; suele haber Celebración comunitaria de la Penitencia en Adviento y Cuaresma.

            - Unción de los enfermos: Hay una celebración comunitaria de la Unción con motivo del Día del Enfermo; el sacerdote está disponible para administrarla siempre que le sea solicitada.

Celebración del Matrimonio.

            - La celebración la prepara el sacerdote con los novios y se invita a la participación de familiares o amigos a través de la proclamación de la Palabra o las Peticiones; en caso de no haber personas dispuestas o preparadas, colaboran algunos de los catequistas que han llevado el cursillo de preparación al sacramento (que suelen asistir a la ceremonia).

Celebraciones litúrgicas de difuntos

            - Desde la instauración del Tanatorio son pocos los entierros en la parroquia (6 al año como media), aunque sigue siendo práctica habitual la celebración de la misa funeral, la celebración de aniversarios y el ofrecer misas por difuntos. Hay lecturas y cantos adecuados y, aunque está abierta la posibilidad de participación a los familiares, participan en escasas ocasiones y normalmente, llevan la celebración los monitores, lectores y cantores habituales de las misas parroquiales.

Celebración de los tiempos fuertes del Año Litúrgico

            - Se intenta una labor de catequesis de cara a la vivencia de los tiempos fuertes del Año Litúrgico.